8ª edición del festival Embassa’t de Sabadell

Embassa 't 2016
Quimi Portet en el Festival Embassa't | Fuente: iSabadell.cat

El festival Embassa’t de Sabadell celebró este fin de semana su octava edición en el recinto de “Can Marcet”, y ésta no fue la única novedad de la edición actual: los habituales vermuts de l’ Embassa’t tuvieron el privilegiado emplazamiento de la Plaça del Doctor Robert, delante del ayuntamiento. Eso sí, la preciosa terraza del “Museu del Gas” se mantuvo como punto de encuentro de la sesión inaugural del jueves, que abrió con Looser Panties, Colorise y InnerCut.

Festival Embassa't | Diseño: Pol Solsona
Festival Embassa’t | Diseño: Pol Solsona

A pesar de que solo pudimos disfrutar de la jornada del viernes, El Embassa´t nos brindó la oportunidad, como ya es habitual dada la esencia del festival, de conocer a bandas emergentes muy interesantes como Trau y Technopolitans; sin olvidar a las consolidadas Quimi Portet, Mujeres y Bigott.

Nuestra jornada del viernes empezó con Trau, ganadores del Sona 9 de 2014, que con su pop-rock sesentero se entregaron a un público, que a esa hora, ya empezaba a llenar.

Nos trasladamos para estrenar el escenario principal con Quimi Portet, que desde un inicio se ganó al público con su simpatía y sus referencias a la ciudad. ¡Hasta empezó el concierto con ‘Sabadell’, tema de su álbum Viatge a Montserrat! No solo tocó temas de su último album Ós Bipolar sino que recuperó algunos de sus clásicos como ‘La Terra es plana’, ‘Flors i violes’ y ‘Tinc una Bèstia dintre meu‘.

Turno para Mujeres en el mismo escenario, presentando su último trabajo, que lleva por título ‘Maratón’; el público de Sabadell esperaba con ganas su concierto e invadió el escenario en medio de gritos y guitarrazos de lo más garajeros.

A Bigott le tocaba cerrar la escena rock del viernes y, después de los barceloneses, no era tarea fácil. El zaragozano hizo un concierto neutro pero bien compensado, sin subidas ni bajadas, pero con un tono intimista y próximo que nos dejó a todos con buen sabor de boca.

Cambiamos de registro y llegaba el turno de los barceloneses Technopolitans. Trajeados, presentaron su debut Some Fun y nos regalaron un espectáculo sonoro que dejó lugar a dudas sobre el título de su disco, ¡diversión asegurada con las sesiones de estos chicos!

La noche seguía a buen ritmo cuando le tocó el turno al local Deckart. Su sesión fue un flashback en toda regla; por unos minutos (¡qué lástima que fueran tan pocos!) volvimos a las incontables noches de Blas Blas y Razzamatazz, homenajeamos a David Bowie y nos acordamos del porqué ahora no podemos (¡ni queremos!) vivir sin música.

¡Esperamos que la jornada del sábado, el día de mayor ebullición musical del festival, siguiera con la misma energía!