Benjamin Clementine, el esperado debut en Barcelona

Benjamin Clementine I fuente: binaural.es

Tras la cancelación de su concierto en el Festival Grec, Benjamin Clementine debutó finalmente en Barcelona este pasado martes 22 de noviembre en el emblemático Palau de la Música Catalana.

El británico apareció a escena descalzo, mostrando el máximo respeto por el público, probablemente abrumado por el espectacular emplazamiento al cual hizo mención un par de veces, y  acompañado de una chelista (Barbara Le Liepvre) y un batería (Alexis Bossard) que, a medida que el concierto avanzaba, demostraron ser un excelente equipo artístico.

Sabíamos que su debut discográfico ha tenido un éxito sorprendente y ha sido aclamado por la crítica musical, seguramente valorando también la capacidad autodidacta del artista que ha tenido que vivir en la calle durante largas temporadas, pero hasta que no hemos presenciado su directo no hemos sido conscientes de la magnitud de su talento.

Su conmovedora voz explica historias de amor, de pérdida, de esperanza y de desesperación que interpretadas al piano cogen un altísimo nivel de energía, trasladando al público con tal pasión compositiva que te hace sentir parte de esas vivencias.

Clementine hizo un repaso de su primer largo At least from now, premio Mercury Prize al mejor álbum de 2015, y pieza a pieza pudimos comprobar que dicha gratificación no es para menos. Ya en la segunda canción ‘Condolence’ todos los que estábamos allí nos sentimos unos auténticos privilegiados.

La noche avanzó como si se tratara de un recital de poesía musicada en el que cada tema nos parecía una caricia. ‘Adiós’, ‘London’, y una sorprendente versión de ‘River man’ de Nick Drake se desgranaron con extrema delicadeza, más perceptible, si cabe, con los ojos cerrados. Para terminar, Benjamin eligió ‘The People and I’, y con ella, tal y como dice su última estrofa (“So these moments and times are precious for the people and I”) cerramos un concierto precioso tanto para él como para nosotros.

Deja un comentario