Zahara en Alicante: ritmo, guitarras y mucho baile

Zahara en Las Cigarreras Foto: Sofía de Javier

La cantante y compositora Zahara llegó el viernes con su gira Santa a la ciudad de Alicante, habiendo publicado horas antes en su cuenta de Twitter el sold out conseguido para el concierto, celebrado en el centro cultural Las Cigarreras.

A las 21:30h se abrieron las puertas, pero la cantante no saldría al escenario hasta una hora más tarde, debido a problemas relacionados con las entradas. Sin embargo, cuando lo hizo fue de una manera totalmente natural: apareció por una de las esquinas del escenario, y entre gritos y aplausos de recibimiento, se colgó su guitarra electroacústica y dirigió unas palabras de bienvenida a su público. Unas palabras que, sin duda, abrieron un canal de comunicación, buen rollo y humor entre artista y asistente. La cantante relató de manera muy graciosa y cercana algo así como la causa que le llevó a escribir la canción con la que empezó el concierto: Int.Noche; a base de guitarra y una voz muy bien afinada; y que el público se arrancó a cantar.

Nada más terminar la presentación del primer tema, la banda saltó al escenario, y junto a Zahara comenzaron a tocar las primeras notas de La Gracia; recibida con alegría entre los asistentes, sobre todo los de las primeras filas. Lo mismo pasó con las siguientes canciones: Donde habitan los Monstruos y Oh, Salvaje, temas melódicos y de mucha instrumentación.

El Universo fue el tema escogido para unir su final con el apoteósico comienzo de Leñador y Mujer América; ambas canciones pertenecientes a su anterior álbum, La Pareja Tóxica (2011).

También hubo momentos para ponerse sentimental. Uno de ellos fue el momento en que Zahara interpretó Photofinish, otro tema antiguo en el que brillan las notas del piano. Aunque cabe destacar que lo que más brilló en este concierto fueron dos cosas: el gran dominio vocal de Zahara a la hora de alcanzar en vivo las notas grabadas en estudio, y los logrados solos y riffs de guitarra eléctrica, que se ganaron mucho protagonismo en temas como El Deshielo, Rey de Reyes o Crash, todos pertenecientes al álbum Santa (2015).

Además de presentar su nuevo álbum y tocar unos (muy pocos) temas antiguos, Zahara y su banda versionaron la canción del grupo estadounidense Band of Horses: Is There a Ghost.

Tras una pausa de unos minutos en los que la cantante aprovechó para cambiar su blusa negra por una de las camisetas de merchandising de la gira, Zahara puso fin a su concierto con dos temas muy aclamados por los asistentes. El primero fue Caída Libre; antes de empezar a tocarlo se palpó la conexión entre la andaluza y su público, puesto que relató con pelos y señales las circunstancias de su vida que le habían llevado a componer esa canción, de una manera muy natural y espontánea. Aunque para natural la alegría y el baile involuntarios que se le contagiaron a todo el público nada más sonar las primeras notas.

El segundo y último tema tras la pausa fue Tú Me Llevas: posiblemente uno que parecería poco acertado debido a su lentitud inicial, pero que acabó con un instrumental apoteósico, potente y melódico; y que hizo que, como habitualmente pasa, Zahara bajara del escenario para mimetizarse con sus público, yendo de aquí para allá, bailando sin parar e invitando a sus seguidores a bailar con ella.

Tras varios minutos de danza y música alocadas, la andaluza acabó exhausta en el suelo, entre aplausos y gritos. Sus músicos y ella se unieron en un saludo final, y, tras dar millones de gracias, Zahara desapareció para la vista de los alicantinos.