Felipe VI presenta la “creatividad desbordante de la España del siglo XXI” en la Feria del libro de Frankfurt

El Rey destaca el papel de España como invitado en la Feria del Libro más importante del mundo. Los editores esperan cerrar medio millar de contratos estos días en Frankfurt

El español sonaba este marte en cada rincón del Centro de Congresos de Frankfurt. Allí, un pabellón de 2.000 metros cuadrados en los que se respira hispanismo compone el espacio que nuestro país tiene en la Feria del Libro de Frankfurt.

La cita más importante del sector editorial a nivel mundial cuenta este año con España como invitado, un «honor y una oportunidad» para España, como destacó el Rey Felipe VI, quien presidió la inauguración de la muestra como parte de la agenda del viaje de Estado a Alemania. Una cita decisiva para el sector editorial, que espera cerrar este encuentro con medio millar de contratos, cien más de los que se consiguieron hace 30 años, la primera vez que España estuvo invitada a la Feria.

No es para menos, pues el sector editorial es la principal industria cultural de nuestro país y desde hace meses se trabaja en esta Feria, especialmente a partir de los datos de exportación de 2021: el sector del libro exportó bienes y servicios a Europa por valor de 136,35 millones de euros, un 8,54% más con respecto al año anterior.

Así, editores alemanes han estado presentes primero en Barcelona por Sant Jordi y después en Madrid por la Feria del Libro. Buscaban cerrar acuerdos con editoriales locales y traducciones al alemán para tener material que presentar en esta feria, a la que los sellos españoles llegan reforzados y por primera vez con representación de obras en las cuatro lenguas cooficiales. Aunque las exportaciones de libros cayeron un 0,7% como consecuencia de las restricciones por el covid, el sector incrementó su facturación hasta los 283,5 millones de euros el año pasado.

Estas buenas cifras y estar presentes en Frankfurt son una oportunidad para más de 400 editoriales, instituciones y agencias literarias españolas que están en la Feria de Frankfurt, un foro en el que «la España del siglo XXI ha sido invitada a presentar su literatura, sus lenguas y la creatividad desbordante de sus industrias culturales», destacó Don Felipe en sus palabras.

Este año la feria reivindica la traducción, «su papel clave en la difusión e intercambio de conocimiento, que puede llegar a tener un papel verdaderamente transformador», explicó Don Felipe. El Rey, como ejemplo, quiso recordar la afición de Goethe por el Siglo de Oro español y cómo el autor llevó a escena La vida es sueño. Ese ejemplo le sirvió para explicar cómo «las literaturas española y alemana se enriquecen mutuamente cual vasos comunicantes».

Acompañado por la Reina Doña Letizia, el Monarca recordó cómo hace tres décadas, en 1991, nuestro país también fue invitado a la feria. Han pasado muchas cosas desde entonces, la entrada en el euro, dos crisis económicas y una pandemia. «La España de hoy poco tiene que ver con la de entonces», resumió Don Felipe. En estos días en los que España se muestra como un socio leal a Alemania, europeísta, es también, según el Rey, «un país decididamente comprometido con la libertad, la igualdad, la justicia y el pluralismo, la tolerancia y el diálogo como fundamentos de una democracia fuerte y abierta».

Tras inaugurar la Feria, los Reyes acudieron al pabellón de España, un espacio organizado por la Dirección General del Libro y Acción Cultural Española con la colaboración del gremio de editores. Partiendo de la teoría de las cerezas de Carmen Martín Gaite, donde el visitante podrá adentrarse en la literatura española a través de un espacio diseñado bajo el eslogan «España. Creatividad desbordante». Los Reyes pudieron vivir experiencias interactivas y conocer los dos escenarios para charlas y conferencias, limitados con telares en los que había impresos textos de Antonio de Nebrija y de los que un neón con un texto de García Lorca les despedía.

Según explicó a EL MUNDO Daniel Fernández, presidente del Gremio de Editores, este año han «apostado por el plurilingüismo e por impulsar por un lado a autores consagrados y por otro a autores más jóvenes». Así, aunque durante años el lector alemán se acercaba al español por obras latinoamericanas, ahora autores consagrados como Carlos Ruiz Zafón o Javier Marías triunfan entre el público germano.

Fernández adelanta que hay varios autores que esperan que con ocasión de esta feria se den más a conocer en Alemania: «Principalmente autoras mujeres, como Irene Vallejo con El Infinito en un junco o Inés Martín Rodrigo con Las formas del querer»: ellas «son autoras con bastantes opciones para entrar en el mercado alemán, pero habrá que ver qué pasa al final de la feria», cuenta a este medio.

La cita literaria acaba de empezar y los Reyes -ante los que la prensa alemana siente fascinación- intentan dar más visibilidad al evento con su presencia. Este jueves realizarán una nueva visita a la Feria, centrándose en las editoriales españolas.